Hemorroides Internas


Las hemorroides internas son protuberancias que se desarrollan dentro de tu ano que están llenas de sangre y venas. Quizás, te diste cuenta que tenías hemorroides luego de que empezaron los dolores y la picazón. Algunas hemorroides pueden romperse durante movimientos intestinales y causar manchas de sangre.

Si la hemorroide es lo suficientemente grande, las heces podrán tener un poco más de dificultad para pasar, lo cual puede seriamente aumentar el tiempo que tarda el movimiento intestinal. Este es un problema que también lleva a la infección de las hemorroides internas.  Tu  materia fecal se puede reunir alrededor de la protrusión (hernia) y si se abre una herida, se crean rápidamente las condiciones perfectas para una infección.

Las hemorroides internas pueden producir una continua sensación de defecación incompleta o deseo constante de ir al baño si es que llegan a tener un tamaño grande debido a la presión que ejercen las hemorroides sobre los colchones anales. Cuando las hemorroides internas se irritan, lo cual sucede con bastante facilidad,  hacen que se produzca moco en un intento de suavizar y aliviar la irritación emplear.  Cuando ese moco llega al exterior de la piel, se seca y pica como loco.

Además, una hemorroide interna puede impedir que el canal anal se te  cierre completamente, lo cual permitirá  la salida de líquido intestinal y una pequeña cantidad de materia fecal,  lo cual lleva a mayor picazón e irritación. Es muy importante nunca te rasques esta área, ya que rascarse solo empeorará  la  irritación.

Limpiar muy cuidadosamente con papel higiénico,  suave  y  no  perfumado  y usa ropa intima cómoda para ayudarte en esta situación.  Si deseas, puedes humedecer el papel higiénico en agua limpia, pero nunca uses limpiadores perfumados  o fuertes,  pues estos solo empeoraran las cosas es.wikipedia.org.

Si tu hemorroide interna progresa,  podrás  sentir un pequeño bulto asomarse al orificio anal ocasionalmente.  Si el tejido es suave, húmedo, y parecido a lo que esperarías que sea una membrana mucosa, tienes una hemorroide prolapsada. Si tienes una hemorroide prolapsada, necesitas ir donde el medico antes que un espasmo del musculo del esfínter anal la convierta en una hemorroide estrangulada. Si el esfínter anal se te cierra alrededor de la hemorroide de manera muy apretada, puede cortarle todo el flujo sanguíneo, lo que implica que  la  gangrena y la infección  sistémica  no está muy lejos.

Rate this post